Importancia del comisario

La relevancia de su actuar radica por una parte en su participación en los Órganos de Gobierno, máxima autoridad en los organismos encargados de marcar los lineamientos y políticas respecto a la gestión de las entidades paraestatales; es por ello que sus intervenciones debe fundamentarse en el análisis, derivado de su amplio conocimiento de los problemas del organismo, de sus programas institucionales, de los planes y programas sectoriales, del marco legal que los rige, del plan estatal de desarrollo.

Siendo en los Órganos de Gobierno donde se toman las decisiones estratégicas sobre la operación de los organismos, las opciones que proporciona el comisario público, basados en los elementos antes mencionados, son de gran valía por su visión de conjunto sobre la problemática del mismo.

Por otra parte, dado su conocimiento de las operaciones y problemática que enfrentan los organismos de su sector, se torna en un asesor para la administración de la Entidad cuyas observaciones son orientadas a instrumentar mejoras en la gestión, previniendo deficiencias y desviaciones.

La intervención del comisario proporciona elementos de juicio y apoyo que coadyuvan a que los organismos logren elevar sus niveles de calidad y productividad. Al contar con una visión general del entorno en que actúan las entidades paraestatales, pueden determinar diagnósticos estructurales de los mismos y sugerir medidas para corregir desviaciones o en su caso efectuar las modificaciones que se requieran para el logro de los objetivos.


Actualizado al: 14 de junio del 2010